Recent Posts

30 jun. 2012

Album Review: Chris Brown - Fortune



Chris Brown es un personaje difícil de "querer" (por así decirlo), dados ciertos incidentes pasados (el que involucra a Rihanna siendo el primero y más notable), su imagen pública se hundió más rápido que el Titanic por al menos 3 años, en los últimos años ha estado recuperando algo de la gloria que en su momento tuvo, llegando incluso a ser proclamado como el "obvio" sucesor de Michael Jackson (ese ha debido ser el mejor chiste de aquel año, sin duda).

Chris Brown, al igual que su "adorada" Rihanna es un trabajador incansable, en 3 años, Fortune es su tercer álbum, y en muchos aspectos tiene más aciertos que F.A.M.E. (que no era para nada un mal disco)... Ok! El sonido no es realmente muy progresivo o innovador, es en esencia el mismo R&B con fuertes toques de electropop que tán de moda esta hoy en día (preguntenle a Usher y a su protegido Justin Bieber), quizás la gran diferencia entre Fortune y cualquier otro disco lanzado por un artista masculino hoy en día es que, éste no peca "tanto" en el aspecto de listo-para-difusión-y-consumo-masivo y muestra una leve "profundización" (valga el término) en el sonido R&B y hip-hop que Brown ha experimentado en el mixtape Fan of a Fan junto a Tyga y Kevin McCall (tomen como referencia al excelente Deuces), y allá donde falló Usher en su manejo de estos sonidos Chris Brown le saca lo mejor a ellos.


El disco comienza muy animado con el primer single bocadillo-pop Turn Up the Music, divertido y animado (aunque a momentos algo cansino), tema que hasta recibió la bendición (nótese la ironía, please) del remix con la inclusión de Rihanna (controversia para trepar en las listas señores), que a la vez sirvió como bandera de una "reconciliación" tan publicitada pero a la vez tan ridícula que hasta resulta más creible la amistad entre Madonna y Elton John o los neo-nazis con el resto del mundo (elijan la analogía que le parezca más divertida y/o menos transgresora).
El sabor uptempo esta presente a lo largo del disco (curiosamente la mayoría de la composición del disco es de midtempos) cortesía de los beats, la atmósfera sin embargo, es algo más oscura (siendo Turn Up the Music, el punto más alto irónicamente), los midtempos van adquieriendo diversas gamas de géneros, desde el R&B (Stuck on Stupid, 2012), pop (Don't Wake Me Up, asistido por el genial William Orbit y los hermanos Benassi), y el hip-hop (Till I Die, Mirage, Bassline), el último teniendo más dominio que los anteriores.

Probablemente el mejor momento después de Turn Up the Music es la canción que cierra el álbum, Trumpet Lights, cuyo sonido sexy y provocativo es complementado a la perfección por Sabrina Antionette (quien será?... anyway...), y he allí otro punto a favor de Fortune, la ausencia de colaboradores de alto perfil, apartándose del procedimiento estándar, Fortune suma solo a 3 guests de renombre, Wiz Khalifa, Big Sean y Nas... la ausencia de los Lil' Waynes, las Minajs, Drakes y/o cualquier otra popstar no solo pone el enfoque en el  interprete si no que le otorga otro nivel a las composiciones (Brown co-escribió 10 de las 14 canciones de la edición estándar), haciendolas sonar más auténticas y menos "comerciales".


En síntesis, Chris Brown me sigue resultando un tipo pesado, no esta ni siquiera en un 10 % cerca de ser el nuevo Michael Jackson, sigue estando lejos de ser un chico-malo/genio-musical de la tanda de Noel Gallagher, aún así es un intérprete bastante completo (poniendo de lado sus terribles defectos), en Fortune nos ha otorgado no solo algunas de sus mejores interpretaciones, si no una colección de los tracks más interesantes de toda su carrera, a la vez de un nivel de madurez musical y que pone en vergüenza a Usher por mera comparación.

8/10
21 jun. 2012

Album Review: Maroon 5 - Overexposed


Luego del altamente despreciado Hands All Over (fue uno de los álbumes menos vendidos de Maroon 5) la decisión unánime de la banda (probablemente una cuestión de ego o presión de la disquera antes que otra cosa) fue de preparar un sucesor y aprovechar el éxito que les deparó Moves Like Jagger, y pues el resultado ya está entre nosotros... Overexposed encuentra a Maroon 5 explorando poco en el panorama del pop...

Es triste pero Overexposed es Maroon 5 recurriendo a la fábrica pop (Ryan Tedder, Max Martin, Shellback, Benny Blanco) y su fórmula mágica, esa que nunca falla y te permite colarte en el top 10 de los charts, y que sirve para hipnotizar fanáticos ocasionales y aquellos que sienten debilidad frente a un coro sencillo y pegajoso... pero es esta vieja fórmula la que hace que Adam Levine & Co. suenen agotados y agotadores,Payphone es quizás el ejemplo más claro, la asistencia de Wiz Khalifa aporta poco (por no decir nada) a la canción, es rock-pop de fábrica sobre una chica con un corillo pegajoso... más soportable es One More Night, segundo sencillo y tema que hace la apertura del disco, la misma fórmula se repite en midtempos como Daylight, The Man Who Never Lied, o baladorros como Sad.


Por otro lado, son temas como Doin' Dirt donde la cosa se pone mucho más interesante, con teclados setenteros y arreglos vocales tipo R&B, el pop-rock de Levine & Co. alcanza otro nivel, o el rock-pop de Kiss, con un fuerte sabor a blues, y el perfecto complemento vocal cortesía de Adam demuestran que Maroon 5 puede alcanzar sonidos espectaculares al desprenderse de la fórmula, es una lástima que Kiss haya sido relegado a la sección de bonus tracks...

No me malinterpreten, la fórmula pop funciona cuando es aplicada correctamente, Lucky Strike, Ladykiller (una referencia a Cee-Lo? Compañero de Adam en The Voice) y Tickets funcionan perféctamente porque son los momentos en los que la personalidad de Adam cobra más fuerza, es más jugueton y más descarado en su delivery... pero por una buena porción Overexposed suena bastante estándar y apresurado, definitivamente listo para su consumo y distribución masiva en las radios, pero con muy poca personalidad en la mezcla.

6/10
20 jun. 2012

Album Review: Justin Bieber - Believe



Pocas veces se han visto personajes tan polarizantes en la cultura pop como Justin Bieber, cuando se trata de argumentar en su contra, sus más ávidos detractores arguyen cuestiones tan válidas como "es un niñato que canta decentemente, ese es su único talento" o tan absurdas como "se ve gay/es gay"... de igual manera como se argumenta a su favor (al menos sus fanáticas las beliebers/believers o como demonios se hagan llamar) no son menos absurdas y/o acertadas en su defensa.

Más allá de que seas una niña desesperada de un ídolo adolescente (el público  obvio de JB), o un fanático (casual como menos) de la música pop, sabes bastante bien quién es Justin, sabes que es una especie de fenómeno pop, y por más que se le quiera desacreditar, su status de "estrella del momento" justifica de alguna manera el hype que se ha creado alrededor de su vida, costumbres (factores superficiales y própios de gente sin vida... sorry believers/beliebers) y por último su música.


En Believe, JB (ya mayor de edad) intenta mostrar su lado más maduro y seductor, y lo hace canalizando a JT (Justin Timberlake gente!!), lo que desde ya puede ser tópico para riñas entre fans y haters. Personalmente no encuentro tan terrible que JB invoque al espíritu pop y esencia de JT, dado que el nos ha dejando en el abandono desde su excelente FutureSex/LoveSounds del 2006, me parece del todo lógico que JB intente ocupar su lugar, después de todo, desde los días de Baby esa parecía la evolución lógica para el intérprete canadiense.

Con asistencia de múltiples productores JB juega entre el R&B sexy y dulzón visto en Boyfriend, con el pop-dance de All Around the World, As Long As You Love Me (díganme qué artista mainstream no lo esta haciendo!), el pop acústico de Be Alright y Believe con bastante fluidez, y coquetea con el hip-hop en temas como Out of Town Girl (no puedo creer que lo haya relagado al bonus track!) y diversos niveles de calidad sónica. Tenemos los mejores cameos que la discográfica puede pagar - Drake, Nicki Minaj, Ludacris, Big Sean - el dubstep de moda, arreglos acústicos por ahí, y una producción bastante sólida.
Por otro lado la temática del disco es más bien plana, enfocándose en 3 personajes principales, la chica que es tu novia, la chica que quieres que sea tu novia, la chica que fue tu novia... en realidad esta clase de temática es bastante típica en esta clase de pop/R&B, pero la forma en la que el Biebs la aborda es más bien juvenil (nada de malo con eso, pero se supone que estas tratando de mostrar un lado más maduro no es así?)... peor aún es el haber relegado Maria a la sección de bonus tracks, el único tema que se sale de la temática plana del álbum, es como si Michael Jackson hubiese decidido guardar el demo de Billie Jean (en serio, Maria tiene la misma temática de Billie Jean y no es tan inferior como algunos de ustedes quisieran pensar).

Vocalmente es que las cosas mejoran abismalmente, tenemos a JB rapeando en Love Me Like You Do, estrenando falsetto en Boyfriend y Thought of You, cantando armonías en Fall, sonando provocador y adulto en All Around the World, y es que esta mejora en su cualidad vocal es lo que lo asemeja a Justin Timberlake, sin alejarse mucho del estilo de su mentor, Usher.


Hasta ahora todo suena bastante bien, pero hay puntos bajos también, el cameo de Nicki Minaj en Beauty and a Beat y su dubstep light parecen ya bastante genéricos (Nicki necesita hacerse a un lado por un tiempo, sus mejores versos y delivery se los ha otorgado a Madonna en I Don't Give A), el dueto con Drake es un midtempo que tiene poco sabor, se siente más como un Drake featuring Justin Bieber que no dio la talla para Take Care, y el tema que le da nombre al disco (Believe por si no se dieron cuenta), peca por cerrar el disco en una nota si bien optimista realmente aburrida y en cierta forma auto-importante (no ayuda el corito gospel que le metieron)...

El que este sea un buen disco o no poco o ningún efecto tendrá entre la eterna guerra entre believers y haters, unas hipnotizadas por el carisma de un chico al que poco le importan las eternas horas que ellas pasan viendo sus videos para darle el primer lugar en las listas de Youtube, o que le dedican hashtags para hacerlo TT, y otros cuyo principal problema bien podría ser la envidia de ser ignorados por sus amigas/compañeras de colegio/instituto en favor de un muchacho que ni siquiera sabe de ellas, sea cual sea el caso, Believe es un paso en la dirección correcta para JB.

8/10
15 jun. 2012

Album Review: Cheryl - A Million Lights

Cheryl Cole es una de las popstars más conocidas que han salido de Inglaterra, y mucho de ese reconocimiento en América (el principal mercado para un intérprete) se lo debe a Simon Cowell y al fiasco de X-Factor US, incluso antes de aquél fiasco Cheryl era una de las celebridades más buscadas en su tierra natal, presa de los tabloides, absolutamente todo lo que hace es digno del escrutinio público... en cuestiones artísticas es una cantante que fluctúa entre lo mediocre y lo decente, pero su calidad de performer es reivindicada por su gran carisma (atractivo físico es decir)... algo así como una Britney Spears británica no??

Pues no... si bien son bastante válidas las similitudes ya mencionadas entre Cheryl y BritBrit, ahí es donde terminan, y es que Cheryl tiene más en común con Nicole Scherzinger, ambas lideran girlbands populares (en ese campo Cheryl fácilmente le da una paliza a Nicole) ambas se lanzaron como solistas con resultados más bien decepcionantes y ambas pese a tener carisma, de alguna manera lo pierden una vez despojadas de su compañeras de grupo...
Los previos álbumes de Cheryl 3 Words, Messy Little Raindrops fueron discos mediocres y que en servían como vehículos baratos para los pocos hits que alojaban... entonces la cuestión es... hay alguna mejora en A Million Lights? Es capaz Cheryl de poner orden por encima de sus otras compañeras de Girls Aloud y hacer valer su status?


Las respuestas son si y no, respectivamente... musicalmente A Million Lights no trae nada nuevo al mundo pop, es el Pop-Dance de rigor con infusiones de R&B y Hip-Hop que ya hemos visto tanto, tiene sus momentos dubstep (Girl in the Mirror, Craziest Things), tiene su tema marca Calvin Harris (Call My Name), los raperos invitados (Will.i.am, Wretch 32... who??), y las baladas cliché (Mechanics of the Heart, All Is Fair)... en este momento yo mismo me pregunto ¿Es este un disco de Rihanna? ¿Se mezclaron los demos? Y es que toda la estructura del disco en cuestión de estilos grita Rihanna a todo pulmón...


El grave pecado de Cheryl no es querer sonar como otra cantante (para bien o para mal) con mucha más personalidad que ella, asumiendo que todo esto es accidental, la deja incluso peor parada, como una vocalista insípida, ambiciosa que quiere hacerlo todo al mismo tiempo y que fracasa miserablemente, aún asumiendo que las similitudes sónicas con Rihanna son mera coincidencia, uno se tropieza allá en el final del disco con Sexy Den a Mutha, este tema no solo suena a Rihanna, debería ser de Rihanna, pero de alguna manera se quedó con Cheryl y pierde el encanto callejero que la de Barbados le podría haber dado.

Pese a todo, A Million Lights es infinitamente superior a Messy Little Raindrops (tiene temas que sin duda se ganarán un lugar en tu playlist regular), pero aún así ni la asistencia de Taio Cruz o Lana del Rey en la composición de algunos temas o la producción de Calvin Harris ayuda a darle brillo a este set de temas... y es porque el problema es aún más grande, Cheryl (a secas, porque su ego no soporta un apellido) no tiene personalidad, y ni todo el dinero del mundo puede comprar eso...

5/10
14 jun. 2012

Album Review: Fiona Apple - The Idler Wheel...


Decir que Fiona Apple es excéntrica es quedarse corto, se auto-recluye en su casa, evita a la gente, no es tímida al hablar de sus complejos/malas experiencias sentimentales, no le preocupa la fama, y éste último es quizás el factor responsable por el que ella es una de las artistas menos prolíficas que nos han dejado los 90 (éste es su cuarto disco de estudio en 16 años) y es ese  hecho precisamente el que (curiosamente) hace que el mundo gire sus cabezas cuando ella surge de su retiro anunciado nuevo álbum, creando una especie de pseudo-evento que genera bastante interés...

Es siempre visto con escepticismo cuando un artista anuncia nuevo álbum luego de un periodo tan largo de tiempo (en éste caso 7 años) ídolos caen, nuevos ídolos surgen, carreras se estancan, carreras toman vuelo, en fin... el lanzamiento de The Idler Wheel is Wiser Than the Driver of the Screw and Whipping Cords Will Serve You More Than Ropes Will Ever Do (desde ahora The Idler Wheel...) llegó de la nada en febrero de éste año vía twitter de LA. Reid... luego de diversas especulaciones sobre otro fiasco/controversia estilo Extraordinary Machine, las dudas se despejaron, se anunció fecha de lanzamiento, se fueron develando portadas, primer single y hasta vídeo musical (algo que no esperaba de Fiona)...
Pero vamos a la música que es lo que nos importa!! Antes de comenzar, es necesario marcar una pauta aquí, y es que es bien sabido que Fiona Apple no es precisamente una artista accesible, y en el caso de éste álbum, es probablemente su disco menos accesible hasta ahora (curiosamente desde Tidal que sus discos son cada vez menos accesibles para el oyente casual, lo que justifica de alguna manera su status de artista de culto), así que si tu corazón vibra con los hits de temporada y te fascinan los beats bailables y los coros fáciles de memorizar/que se encajan como anzuelos en la psique, es probable que no te guste o no tengas paciencia suficiente para poder devorar este disco y tratar de entenderlo, dado que Fiona es una de las artistas más anti-mainstream posibles...

La mayor diferencia entre The Idler Wheel... y cualquier otro disco que Fiona haya grabado antes es la temática de las letras, las que fueran letras de angustia, victimizarse y amargura adquieren un tono de aceptación, culpa e inquietud (sin dejar de lado las anteriores), es más claro el panorama en temas como Valentine, el primer single Every Single Night o Daredevil, las que demuestran que Fiona sigue siendo la principal causa de su tormento personal, al menos Every Single Nigth funciona como una especie de autorretrato de lo que sucede en la mente de la cantante.. con letras como:

Every single night is a fight with my brain


 

 Pero así como en sus anteriores discos, la temática del disco también cubre el plano sentimental, en su mayoría decepciones amorosas y nostalgia, Periphery nos cuenta la desafortunada historia de una Fiona que fue cambiada por una chica de suburbio, Valentine es una historia de amor no correspondido, mientras que Left Alone discute la esquiva naturaleza de la Apple en cuanto a sus relaciones sentimentales se refiere, y por último la nostálgica Jonathan, una oda escrita a su ex novio, el escritor americano Jonathan Ames (googleen Bored to Death y tendrán una idea mucho más clara de quién se trata).
Las grandes sorpresas son los 2 tracks finales, Anything We Want es la musicalización de las primeras etapas del enamoramiento y esos deseos de intimidad con el objeto del deseo, en tanto que Hot Knife es quizás una de las canciones más sexuales que se han visto desde The First Taste....


Musicalmente The Idler Wheel... se separa mucho más de sus predecesores, donde los arreglos de jazz, alt-pop y alt-rock dominaron en Tidal y When the Pawn... y el pop barroco multi-instrumental de Extraordinary Machine fueron prueba de su evolución sónica, The Idler Wheel... regresa a lo básico, abrazando el minimalismo Fiona en colaboración con Charley Drayton (percusionista de Fiona) despoja los tracks de casi todos los elementos posibles, haciendo de su voz el instrumento principal de estas composiciones (tracks como Hot Knife me recuerdan al experimento vocal de Björk, Medúlla), hay elementos del jazz, el big band, y lo tribal en el álbum, lo cual hace de este un disco no muy coherente en cuestión de estilos, pero ciertamente uno para nada aburrido...

El 2012 es un año de varios regresos musicales, muchos de aquellos están marcados por pausas largas fuera del ojo público (No Doubt, Smashing Pumpkins, Nelly Furtado), otros tantos marcados por la cuestión "¿Será capaz de seguir siendo relevante ante la nueva generación de popstars?" (Madonna, Christina Aguilera), Fiona Apple bien podría ser acomodada en ambas categorías, dada su naturaleza esquiva y la curiosidad de ver si su música es aún relevante... la cuestión es que a ella no le importa, y lo ha dejado muy claro en entrevistas y su forma de obrar solo lo respaldan... señoras y señores estamos frente a una interprete que no hace "arte" para satisfacer su ego, ganar seguidores o forrarse los bolsillos... Fiona Apple es una artista que hace música porque esta corre en sus venas y porque esta le sirve como catarsis... en síntesis, arte.

10/10

Album Review: Usher - Looking 4 Myself


No es ningún secreto que Usher es uno de los interpretes masculinos más trabajadores en el medio musical hoy en día ( 3 discos en los últimos 4 años), aparte de ser todo un empresario (líneas de ropa, Justin Bieber, etc... etc...), lo que le ha servido para mantener la relevancia por encima de otros intérpretes de los (musicalmente) poco o nada sabemos hoy en día... (te hablo a ti Justin Timberlake!)


Looking 4 Myself es Usher en su modo habitual, juguetón con los sonidos electrónicos, honesto (pero no lo suficiente) en sus midtempos y baladorros R&B, y coqueteando con el hip-hop... en esencia nada novedoso por aquí. Sin embargo es notable cierta progresión con las vocales de Usher, más pulidas y controladas que antes (sin contenerse o inhibirse), en síntesis nada malo por ahí.

El gran problema que tengo con Looking 4 Myself es el sonido plano (si! plano), aún con los uptempos de rigor (con proyección segura a single), el disco no presenta una gran variedad de beats... es cierto, suena muy superficial, pero tomando en cuenta que se trata de Usher, un intérprete con proyección pop multiplatino uno esperaría algo más que 50+ minutos de midtempos con muy pocas variantes... tomemos por ejemplo a Adam Lambert, que nos entregó un disco más bien balanceado entre hits pop bien manufacturados y baladones no tan monótonos... entre lo más decepcionante se encuentran las producciones de Diplo y Swedish House Mafia, (Climax, Euphoria, y Numb respectivamente), si bien Climax esta cargado de energía sexual (muy similar a la producción de Diplo para Kelly Rowland, Motivation) de alguna manera queda corto en comparación... ni qué decir de los producidos por Swedish House Mafia, que caen planos y resultaron lo opuesto a lo que yo esperaba... por otro lado, los pocos momentos pop que colmaron mis expectativas (a medias) con respecto a este disco fueron cortesía de los productores por deffault Max Martin, Shellback, Danja, Jim Jonsin, y Pharrell (no se engañen, muchos de estos productores trabajan en colaboración en un solo tema)...


La parte lenta del disco tiende a ser más personal en cuestión a temáticas, la más notable es la producida por Salaam Remi (productor de Amy Winehouse gente!) Sins of My Father, sin embargo el nivel de apertura emocional de este tema en particular (o cualquiera en el álbum) no le llega ni a los talones al nivel que vimos en Confessions (el mejor álbum de Usher hasta el día de hoy, si me preguntan...)

Looking 4 Myself es un disco a medias, la producción esta bien, las vocales también, la temática es típica de Usher... pero hay un yo-no-se-qué que hace que Looking 4 Myself no me inspiré a darle más oídas... y cuando se trata de música, ese es un factor de vida o muerte, al menos para un popstar del nivel de Usher, si  tu música es aburrida, por qué te tomas todo ese trabajo? En este caso en particular estamos hablando de unos 5 temas rescatables como máximo... eso no es un álbum... es un Ep... better luck next time!

5/10
6 jun. 2012

Sobre Fiona Apple y The Idler Wheel...


Para todos mis conocidos y aquellos que por algún motivo u otro siguen este blog (pese a mi pereza con respecto a postear en los últimos meses) no es ningún secreto que soy un fanático hardcore de Fiona Apple (y si no lo saben aún, pues ya lo saben, JA!!), que adoro todas y cada una de sus canciones, sus letras y que me identifico profundamente con ellas... es por eso que cuando se anunció el lanzamiento de The Idler Wheel... para el próximo 19 de junio, no cabía en mí de gozo, y hasta me tomé un par de copas por puro gusto ante semejante noticia...


Es cierto, Fiona Apple es una artista muy subestimada, no es una belleza convencional, ni en las fantasías más salvajes la veremos bailando coreografías en sus videos (gracias al cielo), sus temas no llegarán jamás al tope del Hot 100 de la Billboard o a las listas "calientes" de algún país, y es que ella tampoco necesita meterse en esas ligas donde ya de por sí hay suficiente competición, aparte de que el mundo mainstream (al menos en los últimos años) es bastante descartable, y son muy pocas las interpretes que se atreven a hacer algo con verdadero sentimiento y esfuerzo personal y logran tener ese éxito... lo que separa a Fiona de las demás intérpretes que tocan piano o algún otro instrumento es que Fiona es compleja, honesta, y cruda en sus letras, y su forma de ser no es algo pre-fabricado, es simplemente tal como es...

El lanzamiento de The Idler Wheel... es un evento particular para los fanáticos de esta artista por el hecho de que esperar un álbum de ella es algo que ocurre cada 5 a 6 años, literalmente... fueron 6 años desde el lanzamiento de When the Pawn... (un exquisito álbum con un título ridículamente largo, pero comprensible) hasta el lanzamiento de Extraordinary Machine el 2005 (hasta ahora su obra tope), y desde aquel 2005  ya pasaron 7 años y por fin tendremos el tan esperado 4º álbum...


A juzgar por los tracks que ya hemos escuchado de The Idler Wheel... el primer single Every Single Night, la excelente balada Werewolf, y el supuesto segundo single Anything We Want indican que luego de la compleja instrumentalización y asistencia del productor de Hip-Hop Mike Elizondo en Extraordinary Machine, Fiona apunta al minimalismo, trabajando con su piano, y percusiones en todo el álbum, sacando a lucir su voz como instrumento principal, aparte del tan comentado cambio en la temática de sus letras, ahora más introspectivas y autocríticas... solo queda esperar!! :)




Anything We Want

Album Review: Alexandra Burke - Heartbreak On Hold


El término "emociones encontradas" es el más adecuado que se me ocurre para describir el nuevo disco de Alexandra Burke, ganadora de la 5ª entrega de X Factor Uk...
Debo reconocerlo, Alexandra es una vocalista más que competente, su rango vocal es comparable con el de cantantes como Beyoncé o Whitney Houston por su poder, qué podría salir mal con semejante talento?...

Pues para comenzar una serie de malas decisiones, recordemos el álbum debut de Alexandra... Overcome, un álbum que tuvo buenas ventas, pero que en mi opinión no hizo nada para sacar a relucir la personalidad de la interprete, siendo un pastiche de baladas y midtempos R&B que bien podrían ser intercambiables entre álbumes de Beyoncé y Christina Aguilera, y hits de tono urbano que bien se le podrían haber escapado al equipo de Rihanna o Jennifer Lopez, a excepción de Bad Boys, The Silence, Overcome entre otros, que aparte de demostrar la potencia vocal de la Burke, hacían algo para demostrar algo de su personalidad...

El caso de Heartbreak On Hold es bastante particular, por un lado es aquél álbum que he estado esperando de cualquier interprete femenina en estos días... un disco casi al 100 % en material bailable, perfecto para ponerlo en las fiestas, (la gran excepción es What Money Can't Buy, una balada a piano que rompe la armonía del disco justo al final... que aguafiestas!), pero a la vez tiene un gran problema, casi todo en Heartbreak on Hold es tan genérico que me imagino los demos empaquetados al vacío sobre una estantería... y ni siquiera son "buenos" demos, esos se los reservan para intérpretes más comercializables...


Heartbreak on Hold tiene cierto aire Guetta en su producción, pese a que se cuenta con la colaboración de Erick Morillo, Dj Smash, producción de Stargate, todo suena a lo mismo con diferentes bpm, tristemente no hay nada que le de personalidad a Alexandra Burke (apenas y ella se involucró en el proyecto, escribiendo 2 canciones), peor aún es el uso del autotune en una voz privilegiada (es comprensible para interpretes con fuertes limitaciones vocales como Britney o Selena Gomez).

Sería fácil comparar Heartbreak on Hold con Bionic de Christina Aguilera, dado que comparten varias características, voces privilegiadas usando autotune, beats electrónicos, algunas canciones estándar... pero la gran diferencia es que en el caso de Christina, Bionic estuvo empapado de su personalidad, su naturaleza de sexópata, divismo y egolatría que la hacen tan entrañable y reconocible... lo que tristemente no se aplica en el caso de Alexandra Burke... seguro! Heartbreak on Hold es un disco que nos hará bailar y nos alegrará el día (a excepción de aquella baladita que nos lanzaron al final del disco), pero que igual que Femme Fatale o el último disco de Demi Lovato caerán en el olvido ni bien se aproxime la próxima gran moda musical...

6/10

Album Review: Regina Spektor - What We Saw From the Cheap Seats


En el mundo de la música abundan los intérpretes excentricos, algunos son excentricos como resultado de una serie de eventos en sus vidas (Fiona Apple), otros son excentricos por conveniencia y/o marketing (Lady GaGa, Nicki Minaj) y al final están los excentricos por naturaleza como Regina Spektor...


El excentricismo de Regina no se manifiesta en sus letras, o en su puesta en escena, su excentricismo es evidente en su interpretación... luego de un desvio pop que le rindió buenos frutos en Far, Regina vuelve a lo suyo con What We Saw from the Cheap Seats... que nos trae la acostumbrada dosis de canciones a piano... Para ser honestos, Regina jamás ha tenido una canción realmente "plana" o monótona, y es muy probable que no tenga ni una sola en su repertorio futuro, y es que su excentricismo le da un toque especial a sus composiciones, y es que sin ese "toque" algunas canciones caerían en la categoría de relleno, tomemos por ejemplo Open, un midtempo casi-balada a piano, que podría sonar de lo más "estándar" si no fuera por las fuertes vocalizaciones simulando alaridos de Regina, es como si Open fuera un Regina Spektor featuring Emily Rose (El Exorcismo de Emily Rose... ahora si lo entienden?), de igual manera en All the Rowboats, primer single del álbum, al principio lo que podemos escuchar como sintetizadores o beats electrónicos al principio y final del tema no son en realidad sintetizadores... es Regina vocalizando... pero el encanto de What We Saw from the Cheap Seats no solo reposa en las vocalizaciones guturales de la Spektor, no no, en un giro crítico Regina compuso Ballad of a Politician, con letras como:

Shake it shake it baby, shake your ass out in that street...

Aparentemente denunciando el descaro de aquellos en posición de poder, versos que bien podrían haber sido inspirados por el ex Primer Ministro italiano Silvio Berlusconi, igual y estoy haciendo suposiciones sin fundamento, no me hagan caso...


La destreza de Regina como interprete es evidente más allá de las vocalizaciones y jugueteos vocales (The Party, Oh Marcello, Don't Leave Me (Ne Me Quite Pas)) o de su capacidad de verter emociones en sus interpretaciones (Firewood... probablemente una de las mejores baladas del año).
Regina Spektor ha logrado mantenerse interesante a lo largo de 6 álbumes (exacto, este es su sexto álbum!), sin caer en la fórmula pop (alguien dijo Rihanna?), y hacer que su música aún tenga significado (alguien dijo Britney?)...

9/10