Recent Posts

22 nov. 2012

Sobre Christina Aguilera y la era "Lotus"


De manera sorprendente Lotus, la más reciente entrega de Christina Aguilera, ha terminado convirtiéndose en el punto crítico de su carrera. Allá donde Bionic fue uno de los fiascos más comentados en el mundo pop, en aquel momento este no trascendía más allá de un traspié.
Sin embargo, así como ha comenzado la era de Lotus, esta pinta como un fiasco de aún mayores proporciones.

Ya desde la reticencia de la Aguilera a perder peso (justificando la decisión como un statement de empoderamiento a las mujeres gorditas) yo miraba con cierto escepticismo la dirección electro-uptempo que tomaba Lotus (un uptempo en el glosario del pop es sinónimo de coreografías).
Una vez con el producto terminado, reproduciéndose en mi Pc, me encontré de alguna manera satisfecho, tenía ante mi un disco pop casi perfecto, relativamente corto en cuestión de tracklist (uno de los grandes males que Aguilera tiene es su poco sentido de auto-edición), ligero en baladas (la característica que más aprecio), y libre de dubstep  (para diferenciarse de la competencia), todo apuntaba a un regreso a su modo-pop habitual. Sin embargo, hay, y siempre ha habido algo maligno con respecto al management de la carrera de esta diva (o al menos uno podía llegar a pensar eso durante la era Bionic), hoy por hoy, el estar incurriendo en errores tan básicos de promoción y marketing apuntan a un factor que no se había tomado en cuenta antes, la mismísima Christina.... Teniendo plataformas inmejorables para la promoción de Your Body (The Voice, y cualquier otro programa de NBC, con quienes tiene contrato), la Aguilera se ha reservado los derechos promocionales para el último minuto, comenzando así una furiosa (y probablemente fugaz) promoción para Lotus, casi una semana después del lanzamiento del disco.


Pese a no tener una temática clara, Lotus es más como el testimonio de un (o una) sobreviviente, pero con la dispersa y ahora-que-hacemos estrategia comercial que se esta gastando, la Aguilera hace poco o nada para respaldar al disco, cambiando su tono supervivencialista a uno más propio de una fiera herida.

Ante todo esto, el ego de Christina permanece intacto (en apariencia), en su universo sus decisiones personales son las que cuentan, que no quiere perder peso, que no quiere hacer promo, todo en detrimento de su ya precaria carrera.
Es difícil (como fanático) dar la cara y defender a una artista (y es que con todo la Aguilera es mucho más competente que muchas de las que se encuentran pululando en la cima de los charts) que ha perdido el impulso y la ambición que alguna vez la caracterizaron, y es que su caso es algo similar al de Britney, menos las drogas, la demencia, la fanaticada acérrima, y la disquera en el rol de titiritero. Aspectos que para bien o para mal son una ventaja (y en algunos casos una excusa) que Aguilera no tiene.

Y así mientras alrededor del mundo sus fanáticos se reúnen y organizan círculos de oración para Lotus, ella sigue en Los Angeles, embebida en su terquedad y hedonismo, es su carrera la que por falta de promoción va a terminar estancada, y si la experiencia de Bionic no fue lección suficiente, espero de corazón que la experiencia Lotus sea la que la haga entrar en razón.




0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus Comentarios siempre son bien apreciados ;) así que es bueno saber que es lo que te gusta y que no... un saludo desde Pop Music Paradise